lunes, 9 de julio de 2012

Mensaje para las promociones de 1991-2007


Este es un pseudo-panfleto en el que se pretende otorgar un poco de bagaje histórico a las generaciones directamente posteriores a la mía, pues han vivido ya algunas en 3 décadas, 2 siglos y 2 milenios, pero en un espacio de tiempo tan reducido y especial, que es como si no hubieran vivido nada, como crecer en la casa de Anna Frank, encerrados en una burbuja, escribiendo un diario, el cual algún día alguien leerá y se sorprenderá, será ni mas ni menos, como el título del libro de Rallo "Crónicas de la gran recesión".

Después de la crisis del sistema monetario a principio de los 90, observando con lejanía la crisis petrolífera y estanflacionaria de los años 70 y como un suceso paradigmático y totalmente exógeno a nosotros, la gran depresión de los años 30.

En España, mas concretamente, llevábamos 15 años de democracia, toda una generación en el sentido orteguiano de la palabra criada en democracia con una monarquía parlamentaria, que gozaba de la suficiente aprobación como para incluso evitar un golpe de estado ya fraguado.

Entonces aparece nuestra generación y sucesivas, en toda la cúspide del desarrollo económico español y mientras aun no nos hemos desperezado, se comienza a inflar una burbuja de proporciones pantagruélicas, de las cuales nuestros padres directa o indirectamente, se hacen partícipes, financiando con ella nuestra educación, sanidad y estado del bienestar, poniéndonos al nivel de Europa, de manera misteriosa, teniendo en cuenta que acabábamos de pasar 40 años de inmovilismo autárquico y dictatorial.

Pasamos nuestra caprichosa infancia en una burbuja de tecnología punta en informática, los nuevos progresos nos abren todo tipo de puertas a la mejora, aprendemos a crear carpetas, aprendemos a mecanografiar, a navegar por internet y sobretodo a hacer el chorra con el ordenador. Y en un momento dado, el sueño fue una ilusión y lo único que queda, es mierda a raudales, ante lo que gente sabia y bien intencionada, que desde mi punto de vista tienen un lugar garantizado en algún futuro lejano como demagogos tiranos al mas puro estilo Napoleón, Robespierre, Stallin o Hitler, proponen seguir con la fiesta, seguir mintiéndonos y contándonos el cuento de que los reyes magos del BCE y el ratoncito perez del FMI nos van a sacar las castañas del fuego.

Y de hecho momentaneamente lo hicieron, nos dieron la suficiente morfina monetarista e inflacionaria para dormir tranquilos mientras nuestros cuerpos se convulsionaban, con ayuda claro de la FED.

Todo viene rodado, la creación del euro, nos hace creernos alemanes o incluso nórdicos y nos hacemos a la idea de que los precios no suben porque estemos desbocados, suben por el "redondeo" que es la leyenda urbana que mas daño a hecho a este país desde los tíos mantequeros. Para remate a Osama Bin Laden se le ocurre montar una empresa de demoliciones y va repartiendo muestras gratuitas por EEUU, lo que no está muy claro aun es si el propio Bush fue el que contrató a la empresa de Osama, porque les vino rodado, con la escusa de que había sido atacado el centro neurálgico del mundo financiero a nivel planetario (curiosamente fue lo que sufrió los daños, los otros objetivos quedaron vivos, coleando y no se encontraron los casquillos) decidieron seguir inflando el globo, pero como estaba a punto de explotar, decidieron que era mucho mejor trasvasar el aire a otro globo mas grande (de estos que llevan una goma y la gente gusta de rebotarlos contra sus nudillos con la susodicha goma agarrada, hasta que les explota y les da un latigazo) y seguir inflando, así seguimos.

Una adolescencia de abundancia absoluta, mientras nuestros hermanos pequeños de las generaciones que se escolarizaron en el nuevo milenio viven una infancia mejor incluso que la que tuvimos nosotros unos años atrás. Y mientras tanto, las generaciones inmediatamente anteriores a la nuestra no encuentran la capacidad de independizarse porque los pisos están carísimos, a todos nos parece normal, hemos venido al mundo burbuja y en el mundo burbuja moriremos y como nunca hemos visto explotar el globo, el globo no existe, o mejor aun, el universo es un globo, pero un globo infinito a nuestra disposición.

De repente, con un brillante futuro como estudiantes europeos, el globo explota, ninguno sabíamos que había un globo, pero no pasa nada, papá estado nos convence a nosotros y a nuestros progenitores que lo mejor es contratar a su primo Larry para que arregle el globo y lo podamos volver a hinchar, a los meses resulta que le debemos a Larry mas de la mitad de nuestros bienes y la cosa sigue aumentando, así que nos ponemos a atacarnos entre nosotros y nos echamos la culpa por haber contratado a Larry, los democráticos fans de la socialdemocracia nos han hecho creer que nosotros contratamos a Larry y lo que no sabemos es que lo contrataron ellos y a ti te dijeron que fui yo, pero a mi me dijeron que fuiste tu.

Ahora no sabemos quien fue, pero tenemos que pagarle y algunos listillos, que sugirieron usar el globo grande en la burbuja de las .com dicen que lo mejor es contratar al primo de Larry y con lo que ganemos cuando repare nuestro globo, le pagamos a el y a su primo... cualquiera que entienda esta analogía sabrá que no es buena idea, pero aquí estamos, con la gente que quiere arreglar el globo para no tener que salir de él, echándose la culpa mutuamente y la familia de Larry repartiéndose a dedo los globos para arreglar y así poder acabar llevándose todo lo que es nuestro. Lo peor es que la mayoría los apoyamos.

Larry es el gobierno, los demagogos son los bancos centrales y el globo es una burbuja económica insostenible e irreal, es hora de pasar de Larry para siempre, quitar el poder a los demagogos y salir del globo a trabajar sin coacción cada uno con quien quiera, como quiera y cuando quiera y terminar de destapar toda la basura que han estado guardando bajo la alfombra Larry y su familia durante años. Así podremos prosperar a largo plazo y quizás nuestros hijos se salven de la conciencia del mundo burbuja y adquiera la conciencia del mundo real.

1 comentario: